Después de la tormenta siempre llega la calma… Y la mierda

Almería es una ciudad que si por algo se caracteriza es por su buen clima. No obstante, tenemos algunos días al año en los que el ¿calentamiento global? ¿cambio climático? o simplemente los placeres de la naturaleza expulsan del mar todo aquello que el Mediterráneo no quiere tragar.

Aquí os dejo un reportaje fotográfico que hice justo un día después de uno de los peores temporales que han azotado la costa almeriense en los últimos años.

Fotos realizadas en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *