De fiesta por Budapest: la Meca de la escena alternativa en Europa

Budapest, capital de Hungría, no sólo es una de las ciudades claves en la historia y devenir de la nueva Europa, tras la primera y la segunda guerra mundial, también es uno de los centros principales de la escena alternativa y underground del viejo continente, sin nada o poco que envidiarle a Berlín, la Meca de la Electrónica en Europa.

Ruinpubs: Bares en ruina

Como su propio nombre indica, se trata de bares que están en estado semiruinoso. Tras la caída del comunismo a finales de 1989, Hungría pasó a declarar su independencia y, la juventud húngara que, durante años había pasado por etapas de represión, primero bajo el nazismo y después bajo el comunismo, estaban experimentando unas ganas locas de libertad y disfrute.  Así es como surgieron los Ruin-bars, los bares en ruina.

La movida de la noche aquincense se encuentra en la zona de Pest, antigua ciudad asentada en el margen derecho del Danubio, más concretamente en el barrio judío.

Edificios que estaban casi en ruinas fueron ocupados a finales de los noventa por colectivos culturales de jóvenes que querían transformar la escena de ocio de la ciudad. Y lo consiguieron de lleno al convertir estos edificios y reformarlos de forma autogestionada en auténticos centros donde la música, la cultura y la gastronomía se encuentran para ofrecer al visitante una experiencia única y diferente en la ciudad.

El primero en abrir sus puertas fue el Szimpla Kert, un megaedificio de dos plantas en el que decenas de salas se suceden una tras otra con distintos ambientes, música en directo, precios populares en sus barras y hasta hamburgueserías y bocadillerías. Si bien en su día era el culmen de la escena alternativa en Budapest, hoy se ha acabado convirtiendo en una atracción turística más, aunque sin perder su encanto. Aquí podrás observar desde una bañera a modo de asiento hasta una bicicleta incrustada en la pared que hace las veces de jardín vertical o un coche antiguo grafiteado que ahora sirve para sentarse y tomar algo. El reciclaje y la mezcla de estilos son las señas de identidad de este lugar.

Szimpla Kert y su ecléctica y encantadora decoración

Fogas Haz, es otro de los must de la escena underground en la capital húngara. Desde que cruzas el umbral de sus puertas, te estás adentrando en un auténtico laberinto de salas, habitaciones y patios en el que encuentras desde reggae hasta la electrónica más puntera para no dar descanso a la noche aquincense. 

Grandio Jungle Bar & Grill es, sin lugar a dudas, un oasis en medio de la ciudad. Escondido entre edificios y pórticos se accede a este patio interior en el que lo ecléctico y el reciclaje son las señas de identidad que otorgan de carácter a uno de los ruinbars menos conocidos pero más auténticos de la noche en Budapest.

Grandio Jungle Bar & Grill, cultura, arte y gastronomía en un encantador rincón del corazón de la ciudad

A38: una discoteca sobre el agua

Este lugar hará las delicias para los amantes de la buena electrónica. La A38 es un antiguo carguero ucraniano que fue reconvertido en una auténtica discoteca flotante sobre el Danubio y en uno de los locales más de moda de Budapest. 

Se inauguró el 30 de abril de 2003 y desde entonces no ha parado de dar vida a la partyscene de la ciudad húngara. Con fiestas casi a diario, los mejores DJs del panorama tanto húngaro como europeo se dan cita en este peculiar barco. Aunque no sólo electrónica encontrarás aquí, también hay conciertos de rock, jazz, r’n’b, hiphop, étc.

Antes de ir a visitarlo os recomiendo que le echéis un vistazo a su programa cultural.

Budapest Bath Parties (Spa Parties)

Sólo durante el verano se dan cita en la capital húngara un tipo de fiestas muy peculiares. Y es que la escena alternativa en cuanto a oferta cultural se refiere se aglutina en esta ciudad a orillas del Danubio. Y sí, no son otras más que las bathparties o spa parties

Localizadas en algunos de los balnearios más famosos de la ciudad, como el Szechenyi Spa & Baths, o el Lukacs Bath, los viernes y sábados por la noche, estos baños termales más que relajar son la excusa perfecta para disfrutar de lo lindo de buena música en un ambiente único.

Eso sí, la entrada a este tipo de fiestas, de aforo limitado, no es nada barata, los precios oscilan desde los 35€ hasta los 200€ por persona dependiendo tanto del cartel de la fiesta y los DJs que pincharán como de los packs que ofertan: solo entrada, barra libre, pack de bebidas, botella, étc.

Si quieres saber más visita la web de las Bath parties de Budapest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *