Warsaw Old Town

11 cosas únicas de Polonia

1. Cualquier tipo de papel es más fino que el bolleré

Sí, amigos, así es. Si de algo pueden estar orgullosos los polacos es de ser grandes ahorradores en cuanto a papel se refiere. Las servilletas y derivados, son de todo menos “consistentes”. Una sola capa, y más fina que el papel de fumar, les basta para limpiarse los morros tras una buena comilona. El papel higiénico sin embargo, aunque sea de doble capa suele ser de papel reciclado, de tono grisáceo y de esos que cuando lo pasas raspan. Literalmente.

Obsérvese el tamaño y finura de la servilleta
Obsérvese el tamaño y finura de la servilleta

2. No hay gatos en las calles

Por más que busqué y busqué no pude encontrar un solo gato por las calles de Varsovia. ¿Será el frío? ¿Será que el carácter de los polacos no casa con el felino? Sea como sea si paseas por Varsovia no encontrarás un sólo gato, al menos a la vista.

Este gato NO es polaco
Este gato NO es polaco

3. Eneldo para todo

Bueno, no es que el eneldo sea exclusivamente polaco, sin embargo el utilizarlo en cada receta como si de sal se tratase sí que es muy polski. Después de 10 días comiendo típica gastronomía polaca creo que tengo el cupo de eneldo más que cubierto por un tiempo.

Más o menos la cantidad que emplean por plato.
Más o menos la cantidad que emplean por plato

4. Salchichas hasta en la sopa

Al igual que con el eneldo, al polaco le gusta eso de comer salchicas a diario. Este ingrediente está presente en buena parte de los platillos típicos de la gastronomía tradicional polaca. Ya sea para desayunar, almorzar o cenar, te aseguro que si acudes a un restaurante de comida típica polski vas a encontrar salchichas hasta en la sopa. Nunca antes llegué a aborrecer tanto un alimento, pero en este caso así ha sido. No more sausages for me!

Típica salchica polski
Típica salchicha polski

5. Los WC te permiten ver tu creación

O al menos eso tienen los WC del hotel en el que nos alojamos en la zona de Praga Poludnie, a las afueras del centro. El edificio, muy de la época comunista, tenía unos baños con una especie de recogedero, es decir, que cuando “descomías” podías ver tu creación. Ahí a las bravas. Lo cual, en caso de tener la sospecha de que se padecen lombrices, o cualquier otro tipo de enfermedad intestinal, pues puede tener hasta su ventaja. Eso sí, a la segunda o tercera deposición ya te acostumbras a la imagen que dejas antes de tirar de la cisterna.

Típico váter polski
Típico váter polski

6. Es un país muy barato

Si decides viajar a Polonia ten por seguro que mucho no gastarás. El zloty es la moneda polaca, y al cambio con el euro está a 4,2/1 aproximadamente, lo cual convierte casi cualquier cosa que compres en un chollo. Comer el típico menú McDonalds de hamburguesa, patatas y bebida pequeña te costará poco más de dos euros. Tras diez días allí, echando cuentas y sin ratear demasiado he gastado unos 130€ en total, contando el hostel, la comida, los souvenirs y las salidas nocturnas. ¡Zloty rules!

Zlotys güenos
Zlotys güenos

7. Agua con limón

Durante los siete días que duró el proycecto Erasmus+ sobre Start Up, teníamos cubierta la pensión completa en un pequeño restaurante llamado La Strawa. Un restaurante muy cuco y acogedor, situado en el barrio de Praga Poludnie y cerca del hotel en el que nos alojábamos. Una cosa que me llamó la atención es que el agua te la sirven en jarra y con rodajas de limón. Al principio sabe raro si no estás acostumbrado, pero tras unos días bebiendo agua con limón me he acostumbrado y hasta casi que la prefiero.

Lo normal en Polonia es servirte el agua como en la foto, con unas rodajas de limón
Lo normal en Polonia es servirte el agua con unas rodajas de limón

8. El vodka

¿Qué decir que no se haya dicho ya del vodka polaco? Si eres amante de esta bebida espirituosa te sentirás en el cielo con el vodka made in Poland, ya que hasta las marcas más baratas tienen una calidad excelente. Y los hay para todos los bolsillos y gustos: con sabor a arándanos, frambuesa, miel, de 10, 20, 30zl… Unos cuantos chupitos pal cuerpo te calentarán un poquito para poder combatir el clima tan frio que se da por esas latitudes.

Camarera sirviéndonos sendos chupitos
Camarera sirviéndonos sendos chupitos
Variedades de vodka
Variedades de vodka

9. Los filtros de tabaco

Puede llegar a convertirse una odisea algo tan sencillo como comprar filtros para el tabaco de liar. Durante los diez días de estancia allí pregunté y pregunté en varios establecimientos donde vendían tabaco y no tenían o no sabían directamente qué era, lo cual me dejó anonadada ya que tabaco de liar y papel de fumar sí que vendían. Tras recorrer casi todas las tiendas y kioskos de Varsovia al final acabé encontrando en un kiosko de la calle Tamka. Así que te aconsejo que si fumas tabaco de liar te aprovisiones bien de boquillas antes de partir para tierras polacas sino quieres encontrarte en mi situación.

Smoking filters
Smoking filters

10. El transporte público

Ya he comentado que Polonia es muy barata. Y en una de las cosas que más se nota es al hacer uso del transporte público. El billete normal de tranvía o autobús (se puede usar el mismo billete para cualquiera de los dos transportes),para trayectos de 20 minutos, cuesta 3.30zl, unos 80 céntimos. Además de que la red de transportes está muy bien organizada y conectada, podrás ir a cualquier parte de Varsovia sin problemas. Aunque si prefieres andar, es otra opción, ya que a pesar de ser una ciudad bastante grande es muy fácil de caminar, sobre todo si te alojas por la zona centro, ya que ahí es donde está concentrado todo el meollo de tiendas, bares, restaruantes, museos y monumentos principales de la ciudad.

Lo típico de echarse una siesta en el tranvía
Lo típico de echarse una siesta en el tranvía

11. La cerveza

En Polonia existe una gran variedad de cervezas, lo cual supone un reto a la hora de decidirte por una u otra cuando vas al supermercado a por esta bebida. Lo primero que te llamará la atención es el tamaño del envase, casi el dobe que el de las cervezas españolas. En Polonia no encontrarás una cerveza que contenga menos de 500ml. Otra cosa que sorprende es la ingente cantidad de sabores y procesos de elaboración que ofertan las distintas marcas, así como los precios. Una cerveza de calidad te costará algo menos de un euro, lo cual agradecerá tu bolsillo, aunque no tanto tu hígado.

Warka 5zl en el bar Spectrum, Varsovia
Warka 5zl en el bar Spectrum, Varsovia

7 comentarios en “11 cosas únicas de Polonia”

  1. Este cubano tuvo la oportunidad de visitar Varsovia y creanme es asombrosa y limpia y en cualquier lado te encuentras un buen restaurante, y todo de excelente calidad, vale la pena visitar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *