VIVIR EN ITALIA: De fiesta por Turín (II)

Dia 2: CSOA Gabrio

Despertamos algo resacosos, no lo vamos a negar. Es lo que tiene haber bebido unas cuantas cervezas de más. Sin embargo eso no nos impidió ponernos en marcha e ir a visitar uno de los puntos más destacables de la ciudad de Turín: la Mole Antonelliana. Principal símbolo arquitéctónico de Torino. Este edificio, construido entre 1863 y 1888 por el arquitecto Alessandro Antonelli, alberga en su interior un museo dedicado al cine. Así que como buenos cinéfilos que somos no vimos mejor plan para recuperarnos de la resaca que perdernos por las galerías y recovecos de los cinco pisos en los que se distribuye el Museo Nazionale del Cinema, y aprender algo de historia del séptimo arte en este museo referencia en toda Europa y medio mundo de su clase. Además, también, pudimos subir los 167 metros de altura que tiene en su ascensor decimonónico a disfrutar de las maravillosas vistas panorámicas de Turín, eso sí, algo nubladas aquél 1 de diciembre.

IMG_1812
Mole Antonelliana
Panorámica desde el mirador de la Mole Antonelliana
Panorámica desde el mirador de la Mole Antonelliana

Tras dedicarle unas cuantas horas a la Mole Antonelliana, volvimos a encontrarnos con Marta, que para el sábado noche nos tenía preparada una velada aún más alternativa que la de la noche anterior si cabe. Emprendimos rumbo a su piso, donde Alice, su compañera, nos preparó un delicioso plato de pasta para cenar algo y de paso ahorrarnos unos eurillos. Y ya con el estómago bien lleno y la resaca olvidada, emprendimos rumbo a las CSOA de la ciudad de Turín.

CSOA Gabrio
CSOA Gabrio

Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del carajo‘, y se ve que ese día los grajos turineses volaban a ras del suelo. Pero no nos importó. Llegamos a las puertas de la CSOA Gabrio a eso de las once de la noche y, mientras esperábamos nuestro turno para entrar, previo pago simbólico de 5 euros, nos echamos unas buenas Moretti en la puerta. Una vez cruzado el umbral de esta antigua nave reconvertida en Centro Social y Okupado desde 1994, la fiesta no cesó. Distintas salas y galerías componen este espacio artístico y cultural que alberga lo más underground y rave de la ciudad a orillas del Po. En una sala había música techno, en otra reggae, en otra decenas de personas fumando marihuana y de ‘buenrollito’. Y así, de buenísimo rollo estuvimos hasta que se nos hizo de día, bebiendo, fumando, bailando y riendo en uno de los centros sociales okupados más cañeros de Italia y que, afortunadamente, hoy, siete años después de mi visita y veinte desde que la abrieron, sigue ofreciendo a todo aquel que la visite una movida totalmente alternativa y auténtica.

 

Interior vacío de la CSOA Gabrio
Interior vacío de la CSOA Gabrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *